Receta: Mousse de gofio de espelta

El gofio es un alimento muy versátil y nutritivo que se usa tanto para recetas saladas como para dulces, como esta mousse de gofio de espelta que te traemos hoy.

mousse de gofio de espelta

En realidad en Canarias se lo echamos a todo 😀 a la leche, a las sopas o caldos, amasado con agua, con miel y almendras y en un sinfín de versiones más.

Ya iremos compartiendo más recetas y postres con gofio.

En décadas pasadas, sólo se hacía gofio con harina de trigo, cebada o con la de millo (maíz), pero como todo evoluciona hoy podemos encontrar otras variedades más novedosas como el de espelta, o el de avena, menos conocidos, pero igual de ricos y saludables, especialmente pensados para aquellas personas con intolerancias o alergias.

Si quieres saber más sobre el gofio de espelta y el de avena, mira este artículo.

La espelta es mucho más digestiva y tiene un valor nutricional más alto que el trigo. Es un grano mucho más antiguo, pero cuando llegó la era industrial dejó de comercializarse porque sus costes de manipulado era mucho más elevados que los del trigo. Actualmente se ha recuperado su producción con el grano antiguo, que conserva intactas todas sus propiedades.

Te explico como hacer esta mousse de gofio, un postre sencillo de preparar y que seguro te sorprenderá.

mousse de gofio de espelta 

gofio de espelta Comeztier

Receta de mousse de gofio de espelta

Mousse de gofio de espelta

Receta de postre canario, mousse de gofio de espelta y almendras
Tiempo de preparación15 min
Tiempo de cocción15 min
Plato: Postre
Cocina: Canaria
Keyword: mousse de gofio
Raciones: 6

Equipamiento

  • Batidora de varillas (recomendado)

Ingredientes

  • 1/2 L de nata para montar mínimo 35% de grasa
  • 5 yemas de huevo
  • 150 g de gofio de espelta Comeztier
  • 50 g de azúcar
  • 2 hojas de gelatina neutra
  • 1 puñado de almendras tostadas y picadas (opcional)
  • Miel de palma (opcional)

Elaboración paso a paso

  • Ponemos las 2 hojas de gelatina en un cuenco y las cubrimos con agua del tiempo para que se vayan hidratando.
  • En un cazo vertemos la nata, las yemas y el azúcar y lo ponemos al fuego. Cocemos durante unos 7 u 8 min. a fuego medio, sin dejar de batir con unas varillas para que se mezcle todo bien y no se pegue, hasta que alcance los 85º*. Nunca debe hervir y no se puede pegar ni quemar.
  • Una vez alcance la temperatura de 85º (aprox.)* retiramos del fuego y esperamos a que esté templado. Incorporamos el gofio poco a poco, batiendo para que se mezcle todo bien. Escurrimos las 2 hojas de gelatina previamente remojadas en agua, añadimos a la mezcla y removemos.
  • Vertemos en un bol la mezcla, cubrimos con film transparente y lo metemos en la nevera durante unas 12 horas.
  • Pasado este tiempo lo batimos con una batidora de varillas como si fuéramos a montar nata, hasta que tenga una textura esponjosa y aumente su volumen.
  • Servimos en copas o vasitos individuales con picadillo de almendras* y un chorrito de miel de palma.

Notas

* Cómo mejor controlamos la temperatura es con un termómetro de respostería, pero si no tienes, no pasa nada, mántenlo a fuego medio durante unos 7 u 8 min. removiendo y vigilando que no hierva ni se pegue.
* Las almendras están más ricas si las tuestas, lo puedes hacer en el horno o en una sartén. Una vez tostadas, espera que se enfríen, trocéalas y espolvorélas por encima de la mosusse en el momento de servir, para que estén más crujientes.

Y a disfrutar.

 

Receta y fotografías del blog gastronómico La Palmera Rosa